El primer documento conocido sobre los viñedos de Carcavelos data de 1.370, pero fue durante el siglo XVIII cuando el vino licoroso de esta región alcanzó fama, al ser promocionado por el Marqués de Pombal que le producía en su finca de Oeiras. En aquella época conquistó varios premios y llegó a ser el vino más exportado a Inglaterra, donde era conocido como «Lisbon Wine» y «Calcavella». Sin embargo, el crecimiento urbano redujo casi a cero la producción de este vino generoso, aunque las entidades oficiales están intentando relanzarle al mercado, apostando por la recuperación del patrimonio edificado relacionado con esta producción y por el aumento de la zona de envejecimiento. Las autoridades municipalidades de la región proyectan crear una cofradía y construir el Museo de la Vid y del Vino de Carcavelos. La demarcación abarca localidades de los municipios de Cascais y Oeiras, en terrenos formados por calcáreo y arcilla arenosa. El clima es mediterráneo templado, sin demasiadas oscilaciones de temperatura debido a la proximidad del mar. La variedad más importante para la obtención de este tipo de vino es la Galego Dourado.